¿Cómo llegar a acuerdos sin discutir en el divorcio?

bien divorciarLa decisión de contraer matrimonio con una persona se halla ligada a la idea y necesidad de compartir en adelante cada uno de los proyectos trazados en el proyecto personal de cada uno de los miembros de la pareja. Formar una familia implica la proyección del individuo hacia un fin común. Es por ello que la sociedad le otorga a la institución del matrimonio una especial consideración, velando por el cumplimiento de sus propósitos.

Buen divorcio

Sin embargo, no en todos los casos, estas metas se cumplen de la manera esperada. Por causas tan variadas como la inmadurez al momento de decidir casarse, la monotonía consecuente al matrimonio, los problemas financieros posteriores, los problemas con los hijos; la relación de pareja puede verse deteriorada hasta devenir en insostenible.

Una vez llegado a este punto de quiebre, existen dos posibilidades que las parejas deberían evaluar con madurez y seriedad.
Por un lado, en caso existan vínculos fuertes e intención mutua de resolver los problemas, la búsqueda de un profesional que sepa orientar en la solución de conflictos resulta la alternativa más aconsejable. Las terapias psicológicas de pareja pueden en muchos casos devolver la esperanza perdida en los proyectos de una vida en común.

Divorciar sin conflictos

divorciar sin conflictosSin embargo, puede suceder que dentro del matrimonio, ambas personas o una de ellas hayan perdido la fe en el desarrollo común de la pareja y haya empezado a apostar por el desarrollo individual y divergente, caso en el que sería muy poco probable conseguir una reconciliación o solución de los problemas existentes. Considerando que la situación se ha tornado insostenible y viene afectando la integridad de todos los miembros de la familia incluyendo a los hijos como la parte más vulnerable, la posibilidad del divorcio no tiene porque considerarse como una receta peor que la enfermedad.

Solucionar un problema exige en muchos casos la búsqueda de fines comunes. Dado que ambos cónyuges, en un acto de madurez pueden concluir aceptando el deterioro irreversible de la relación, es posible en consecuencia, que lleguen a reconocer a la separación y el posterior divorcio como una alternativa eficaz que les abra las puertas de un mejor desarrollo sin implicar el desentendimiento de las responsabilidades generadas durante el matrimonio, especialmente cuando se han procreado hijos.

Tramitar un divorcio en el que una de las partes no se halla de acuerdo incluso cuando comprende que la situación de malestar es irreversible resulta bastante tedioso y genera una fuerte demanda de dinero. Por el contrario, en caso de un acuerdo mutuo de los miembros de la pareja, el desarrollo puede resultar mucho más ágil y sencillo. Un divorcio resuelto con la entereza de la situación beneficiará no solo a los cónyuges sino a toda la familia.

precio divorcio
informacion

 

divorcio por mutuo acuerdo

divorcio por causal

exequatur

divorcio en peru

 

 

Share