El divorcio y los niños

divorcio niñosGeneralmente se escucha decir que cuando los padres se divorcian el hijo o los hijos salen perdiendo. Sin embargo; debemos entender que el divorcio constituye una salida a una relación maltrecha por diversos motivos y constituye en muchos de los casos una solución salomónica.  Por más que los padres intenten solucionar sus diferencias como adultos sin involucrar a los hijos, estos inmediatamente perciben el ambiente muchas veces hostil  que se genera en torno a la pareja.  Que los padres pretendan  ocultar lo evidente muchas de las veces es percibido por el niño de una manera confusa, resultando como saldo que el niño vaya sacando sus propias conclusiones y en el común de los casos asuma un sentimiento de culpa respecto a  todo lo que les esté pasando a los padres.

La comunicación directa por parte de ambos padres con sus hijos en esta difícil etapa, resulta crucial para mantener la estabilidad emocional de los niños y lograr su más rápida adaptación.

Lo más correcto sería que los padres acudan al apoyo de un tercero, en el mejor de los casos, buscar la asesoría de un profesional, para que sea él, quien de manera objetiva le vaya haciendo percibir la realidad  que viven los padres,  haciéndoles comprender por los medios más adecuados  que la situación que su familia atraviesa no tiene un vínculo de causalidad con su posición de hijos.  En este sentido se debe hacer que el niño comprenda que la ruptura de la relación entre los padres no significa la ruptura de la relación: madre – hijo o padre- hijo, y que ellos estarán siempre atentos a sus necesidades y requerimientos, independientemente de quien sea el que asuma la tenencia en caso de llegar a un proceso conciliatorio o judicial.

 

precio divorcio
informacion

 

divorcio por mutuo acuerdo

divorcio por causal

exequatur

divorcio en peru

 

Share